Centro productivo

Laboratorios Rubió cuenta con una moderna planta de producción propia situada en la localidad barcelonesa de Castellbisbal. Con 2.900m2 construidos y una capacidad instalada para elaborar más de 10 millones de unidades de producto terminado al año, este centro está dotado de la más alta tecnología que le permite elaborar formas sólidas orales, en especial comprimidos, comprimidos recubiertos, cápsulas y polvos monodosis y multidosis, así como el acondicionamiento primario y secundario de estos tipos de formas farmacéuticas de acuerdo a la normativa GMP.

En estas instalaciones también se encuentran ubicados los laboratorios de control de calidad y desarrollo galénico, con una planta piloto necesaria para acometer procesos de escalado a nivel industrial, y los almacenes de producto acabado.

Esta planta se encuentra en fase de renovación constante, con un plan de inversión anual que contempla la mejora y substitución de sus equipos e instalaciones, con objeto de alcanzar los más altos estándares de calidad y productividad.